NUESTROS PRINCIPIOS
ANARCOSINDICALISTAS
Un sindicato que no tiene dirigentes, sino representantes y el poder del cual no emana de su cúpula sino de sus bases.
ASAMBLEARIOS
Las decisiones importantes se toman en asambleas donde el voto del último afiliado vale lo mismo que el de todos los demás. Aquí nadie decide por ti.
Sin Liberados
SIN LIBERADOS
Aquí todos somos trabajadoras y trabajadores de la seguridad privada. Conocemos el sector porque formamos parte de él y lo vivimos a diario.
NI HIPOTECAS NI SUBVENCIONES
Heredero de la senda autogestionaria, el STS-C no acepta préstamos ni dinero del estado. Nuestra única hipoteca es con la clase obrera y nuestra única fuente de ingresos viene de la cuota de nuestros afiliados. Deber dinero a bancos o a políticos no está entre nuestras opciones.
ACCIÓN DIRECTA
El terror del empresario. Sí. Lo hacemos. Nos presentamos en los servicios, frente a los clientes, a reclamar nuestros derechos. Lo saben, son conscientes de que pueden perder el servicio y por ello nos temen.



Vídeos explicativos
Nuestros orígenes
Practicando el anarcosindicalismo